Blog del SexShop Patxi | Inicio
Blog erótico con valoraciones de los productos que se venden en nuestra tienda y las fantasías perfectas para utilizarlos.
patxi, sexshop, tienda erótica, erotismo, dildos, lencería, artículos, sexualidad, fantasías, literatura erótica,
15254
home,page-template,page-template-blog-masonry-date-in-image,page-template-blog-masonry-date-in-image-php,page,page-id-15254,qode-quick-links-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-11.0,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive

 

 

Según la RAE un enema es aquel “líquido que se introduce en el cuerpo por el ano con un instrumento adecuado para impelerlo, y sirve por lo común para limpiar y descargar. Además, como bien indica la Real Academia Española, se trata también del utensilio con el que introduciremos este líquido. En este post trataremos de aportar más detalles sobre estos instrumentos tan socorridos para practicar sexo anal sin 'marrones', dado que por lo general, a todos nos gusta practicar sexo anal de forma limpia, sin miedo a posibles infecciones y sin dejar de lado el placer para centrar toda la atención en el miedo de ensuciar más de la cuenta.
Todos sabemos que el vibrador es un juguete erótico para intensificar el placer, tanto en mujeres como en hombres, pero ¿qué conoces sobre su historia? El nacimiento del vibrador se remonta al año 1870, momento en el que el médico británico Joseph Mortimer Granville lo inventó con un uso que difiere mucho del que conocemos hoy en día, como potenciador del placer sexual femenino, y ni que decir tiene del masculino.
Para muchas mujeres, y hombres, tener lubricadas sus partes íntimas en el momento de tener relaciones sexuales se convierte más en una necesidad que en un 'extra' para sentir más placer y disfrutar al 100% del sexo. Y es que, el lubricante es de gran ayuda, especialmente para las mujeres con sequedad vaginal, ya que además de resultar excitante, facilita la penetración y la hace más placentera para los dos miembros de la pareja.
El spanking es uno de esos juegos sexuales que muchas parejas ya practican pero que desconocen en qué consiste como tal. Entendemos spanking como la práctica de azotar o golpear en las nalgas a la pareja, con la mano o con algún complemento diseñado especialmente para ello. El juego va mucho más allá de dar unos simples azotes, ya que consiste en realizar un intercambio de roles en el que alguno de los miembros de la pareja comete algún acto que implica un castigo a base de azotes por parte del otro.
¿A quién no le ha pasado que se ha acercado a una persona y al olerla se ha sentido atraído por ella? Nuestro olor, gracias a las feromonas, es una potente arma de seducción, ya que el olfato humano no sólo percibe los olores, sino que también nos provoca una especie de amor a primer olfato, haciendo que sintamos atracción por la otra persona.
El bondage es una práctica sexual que se ha puesto de moda en los últimos años y que forma parte del BSDM; término creado para abarcar un grupo de prácticas y fantasías eróticas que combina las siglas resultantes de bondage, disciplina; dominación y sumisión; sadismo y masoquismo.
Dentro de la respuesta sexual, el ser humano tiene cuatro fases: Placer, deseo, fantasía y capacidad de respuesta sexual. En este post nos centraremos en uno de los grandes temas en sexualidad, la fantasía, y concretamente en la importancia de la lencería en las relaciones sexuales.
Muchas parejas sienten que su vida en pareja empieza a ser aburrida tras los primeros años, que ya no tienen esa chispa que les encantaba cuando empezaron a salir juntos y que ya no saben qué hacer para volver a sentir la pasión y el interés del principio. Aunque esto depende de muchos factores, y existen varias soluciones, una de ellas es la de introducir los juguetes sexuales en tu relación. De esta forma, además de pasar un rato divertido y placentero con nuestra pareja, encenderemos el factor de la novedad que tanto nos atraía al principio.
Descubre los productos de nuestra tienda erótica
La tienda online más divertida y atrevida